Universidad Andrés Bello desarrolla taller de Prevención y Autocuidado sobre ITS en el Liceo Bicentenario Ramón Barros Luco

Como una iniciativa dentro del plan de gestión de Convivencia Escolar del Liceo Bicentenario Industrial de Electrotecnia  Ramón Barros Luco, la Universidad Andrés Bello realizó diversas actividades con el fin de concientizar a los alumnos los riesgos, síntomas y qué implica ser  portador de Infecciones de Transmisión Sexual (ITS).

Marco González, Inspector General y Encargado de Convivencia Escolar del Liceo, aseguró que “esto es un proyecto de la Universidad Andrés Bello, se trata de un taller didáctico, referido a la prevención de Infecciones  de Transmisión Sexual. Vamos a hacer dos talleres dirigidos a los Terceros Medios. Para nosotros esto es súper relevante, puesto que es uno de los ejes fundamentales que tenemos, junto a la prevención del consumo de drogas y el uso de redes sociales”.

Por su parte, Rebeca Sarmiento, docente de la Universidad Andrés Bello, agregó que “hay un coordinador en la universidad que hace unos años trabajó en este Liceo y nos ofreció la posibilidad de mostrar el proyecto acá, esto en conjunto con vinculación con el medio. En total para este colegio están asignados 75 alumnos, todos recibieron capacitaciones por parte de Enfermería y Tecnología Médica en torno al tema. Nosotros transmitimos la información a través de juegos como por ejemplo globos que deben reventar y responder preguntas, llevamos la jenga, mostramos imágenes, entre otras. El objetivo principal de esto es que los chicos tomen confianza y conciencia de que lo mejor es prevenir las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), que sepan cuáles son las conductas de riesgos, que sepan cuáles son las verdaderas posibilidades de protegerse. Nosotros llevamos  un mensaje preventivo que sirva realmente y poder conversarlo con ellos, aconsejarlos”.

Finalmente, la alumna Amanda Valladares, enfatizó que “en la actualidad hay mucha ignorancia respecto a las enfermedades de transmisión sexual, por lo tanto, hace bien porque ahora los jóvenes no toman consciencia de lo que son las relaciones sexuales y del problema que les puede traer a futuro como consecuencia de una mala acción. Igual entre compañeros hablamos de estos temas, pero siempre bromeando, así que considero que esto nos sirve porque es una instancia informativa y también sirve para que los tímidos saquen la voz y comiencen a preguntar más”.