Liceo Agustín Edwards Ross realiza ceremonia de Licenciatura para despedir a los alumnos de Cuarto año

Con el auditorio repleto de alumnos, empresas invitadas, docentes, asistentes de la educación, familiares y directivos, se llevó a cabo la Licenciatura de los Cuartos Medios del Liceo Industrial de San Miguel, Agustín Edwards Ross.

La directora del Liceo, Raquel González, dedicó unas palabras a todos los presentes “lo primero que quiero decirles es que nos alegra profundamente poder vivir este momento con ustedes, nos enorgullece a todos poder decir que hay un grupo de jóvenes que egresa hoy, que culmina su etapa de formación y que además está a punto de recibir su titulación el próximo año. Hoy queremos acompañarlos para que se lleven un hermoso recuerdo de su etapa en el colegio. Quedémonos con lo bonito, con lo que ustedes han hecho aquí. Hoy Chile los necesita, espero que sus herramientas sean la paz, el saber, cumplir y levantar este país como todo queremos y anhelamos”.

Tras estas palabras se dio paso a la entrega de certificados, donde además se premió a los mejores promedios, mejor asistencia, mejor compañero y mejores alumnos por especialidad.

En la oportunidad, Luis Méndez Rivera Jefe de la carrera de Tecnología en Telecomunicaciones de la Universidad de Santiago de Chile (Usach), reafirmó el compromiso e interés de contar con alumnos del Liceo, quienes se encuentran totalmente capacitados en el área industrial, según indicó.

Antes de culminar la ceremonia la alumna Millaray Otarola fue la encargada de despedir a sus compañeros afirmando que, “aún nos cuesta asumir que hoy es nuestro último día en este establecimiento. Por lo tanto, queremos agradecer a la Corporación administradora de nuestro Liceo, ya que gracias a ellos hoy nos encontramos aquí a punto de egresar oficialmente de este maravilloso colegio que nos abrió las puertas para desarrollar esta etapa escolar rodeada de afecto, apoyo y valores entregados por cada integrante de este establecimiento educacional. Querida comunidad educativa, queremos agradecer toda la atención y el cuidado que nos dieron durante todos estos años. Por cada sonrisa o gesto que nos alegraban cada día, por estar con nosotros cada vez que lo necesitábamos, por el apoyo incondicional que nos brindaron siempre. Será difícil acostumbrarse a no estudiar aquí, a que mañana no nos levantemos temprano para ir al Liceo, sino que para trabajar. Gracias por todo, siempre los llevaremos en nuestros corazones como un liceo prodigioso por cada integrante que se encuentra aquí, gracias y hasta siempre Liceo industrial Agustín  Edwards Ross”.